SOBRE CROSS





Historia de A.T Cross Company

Constituida en 1846, A.T. Cross Company es uno de los fabricantes más antiguos de instrumentos de escritura. Su primera fábrica se encontraba en Providence, Rhode Island (EE.UU.), y se limitaba a la elaboración de elegantes cajas de oro y plata para lápices de madera. Nuestra historia es toda una historia en sí misma. Todo comenzó con Richard Cross, que fundó la empresa el mismo año que se fundó la Institución Smithsonian, que se inventó la máquina de coser, que el telégrafo de Samuel Morse llegó a Occidente y que Estados Unidos se preparaba para una guerra contra México.

Con más de 21 patentes registradas, A. T. Cross Company pronto desarrolló y comercializó diversas e importantes "innovaciones" en el sector de los instrumentos de escritura, entre ellos el lápiz mecánico, un antecesor de los portaminas actuales, y la pluma estilográfica, precursora del bolígrafo y 70 años más antigua.

Cross era un cualificado fabricante de bolígrafos y portaminas, que pasó su conocimiento a su hijo, Alonzo Townsend Cross.
La empresa fue vendida en 1916 a Walter R. Boss, quien más tarde introdujo en el negocio a sus hijos Ellery (en los años 20) y W. Russell (en los años 30). Ellery se retiró en 1966, y a W. Russell (que lo hizo en 1985) se unieron sus hijos Bradford (en 1958) y Russell (en 1961). En 1962 Cross se introdujo en el mercado internacional y saltó a la bolsa en 1971. A. T. Cross Company cotiza en la Bolsa de Valores Americana (AMEX) con el código ATX.

En cualquier caso, de lo que nos sentimos más orgullosos no es de todo lo que ha cambiado en nuestros 160 años de historia, sino de lo que no ha cambiado. Con sede central en la hermosa localidad de Lincoln (Rhode Island), a las afueras de Providence, A. T. Cross está orgullosa de continuar formando parte de la comunidad que ayudamos a construir. Y continuamos fabricando productos de incomparable calidad y valor tal y como hizo Richard Cross.